Ya tengo mi lista de pendientes, ¿y ahora qué?


Una lista de cosas por hacer es la herramienta más básica de planificación y organización de tiempo. No importa cuan desorganizada te consideres o en qué ocupas tu día, seguramente alguna vez te has apoyado en una lista de pendientes para sacar un proyecto adelante. Pero, una vez que tienes tu lista de pendientes, ¿cómo pasas del papel a los resultados?


Definiendo prioridades. En el libro Mona Lisa in Camelot: How Jacqueline Kennedy and Da Vinci's Masterpiece Charmed and Captivated a Nation de Margaret Davis, hay una cita que refleja la importancia de definir prioridades: "El público tenía la impresión, por ejemplo, de que la señora Kennedy estaba haciendo mucho por las artes, que estaba siempre ocupada. Pero la Sra. Kennedy era muy sabia para estar siempre ocupada promoviendo las artes. Ella hacía una cosa con un gusto exquisito y que causaba un impacto tremendo".


Jackie Kennedy sabía que era más importante enfocarse en tareas específicas que causaran un gran impacto más que en múltiples actividades con poco o ningún impacto en su día. ¿Lista para intentarlo? Hagamos este ejercicio juntas:


1. Toma tu lista de pendientes de hoy y lee lo que tienes escrito allí.

2. Marca en rojo las tareas que obligatoriamente debes hacer hoy.

3. De esas tareas, marca en azul las que solo tú, y nadie más que tú, puedes completar.

4. Esas tareas (3 o 4 máximo) son tus prioridades de hoy, resáltalas en amarillo.

5. Estima el tiempo que te llevará cada una, comenzando por la más difícil, y bloquea ese tiempo en tu agenda.

6. Ponte manos a la obra.

7. ¡Celebra tus logros al final del día!


En la mayoría de los casos, las tareas que son prioridad saltan a la vista. En otros, la diferencia es sutil. ¿Qué haces en esas situaciones? Pondera las consecuencias de hacer o no hacer cada tarea. Aborda primero la tarea que generará el impacto más significativo (positivo o negativo) en tu productividad.


Muchas veces, la tarea con la consecuencia más grave es la que sigues posponiendo porque es complicada, tediosa o te asusta y es por eso que debes enfocarte en ella cuando tu energía es más alta. Completar las tareas más difíciles primero aumentará tu motivación y te hará sentir más productiva durante el resto del día.


POWERTIP: Priorizar no significa hacer primero lo que te gusta hacer y procrastinar el resto.


¿Tu lista de pendientes es tan larga que te agobia? ¡Te leo en los comentarios!


Si tienes alguna sugerencia o un tema que quieres que te ayude a resolver por esta vía o a través de mis posts de Instagram, sígueme en @organizing.concepts y en PowerGroup Organizing Concepts y envíame un mensaje directo con tu pregunta.


Y si este contenido te pareció útil, te invito a compartirlo con una amiga que también se pueda beneficiar de él. Gracias por leerme y sigamos en contacto porque recuerda que tienes que hacer tiempo para ser feliz porque la felicidad no siempre viene sola, también hay que buscarla.

Un abrazo,


Sheila :)




2 views0 comments

Recent Posts

See All