La forma más fácil de reducir tus pendientes

La procrastinación es el enemigo #1 de la productividad. A menos que sea premeditado (y rara vez lo es), continuamente posponer tus tareas y trabajar en proyectos a última hora te añade una presión que no necesitas. La procrastinación es una de las principales razones por las que tu lista de pendientes está cada vez más larga. Si este es tu caso, ¿te gustaría descubrir una estrategia para reducir tu procrastinación en solo dos minutos?


La Regla de los Dos Minutos cambiará tu productividad.

Cuando procrastinas, no siempre lo haces porque la tarea es compleja, porque temes fallar o porque no tienes las herramientas necesarias para completarla; muchas veces es lo contrario: lo que tienes que hacer es tan fácil o rápido que lo dejas para después. Este tipo de procrastinación pasa desapercibida hasta que trae consecuencias que no habías anticipado. Y para evitar eso, te presento la Regla de los Dos Minutos.


La Regla de los Dos Minutos es original del autor David Allen (Getting Things Done ) y dice que si puedes completar una tarea en dos minutos o menos, debes hacerla de una vez. No la anotes en una lista ni la acumules con otras cosas pendientes; ¡hazla! La premisa es que, si te toma el mismo tiempo anotar una tarea en tu lista de pendientes o ponerte un recordatorio en el teléfono que hacerla, es más eficiente y efectivo hacerla de una vez.


Hay cantidad de tareas a tu alrededor que puedes hacer en dos minutos o menos, pero aquí te dejo algunas ideas:

  • Organizar tu escritorio

  • Archivar un documento

  • Lavar una taza

  • Pagar una factura en línea

  • Responder un email

  • Guardar el suéter en el closet

  • Clasificar y reciclar tu correo

  • Anotar un evento en tu agenda

  • Responder un texto


Estas son el tipo de tareas que haces apenas surge o recuerdas que debes hacerla. Ahora, revisa tu lista de tareas y ubica todas aquellas que no te llevaría más de unos minutos completar. Hazlas de una vez y verás como tu lista se hará mucho más corta en muy poco tiempo. Después de esto, no deberías tener en tu lista de pendientes ninguna tarea que tome dos minutos o menos porque todas las debes hacer hecho cuando surgieron.


Ser organizada es muy sencillo cuando sabes qué hacer. Existe la creencia de que la gente es organizada de nacimiento o nunca lo será y pocas personas caen en cuenta de que la planificación y la organización son hábitos formados conscientemente. Con la Regla de los Dos Minutos puedes comenzar a formar ese hábito y a partir de allí podrás incorporar otros hasta que logres reducir la procrastinación y desarrollar un sistema que funcione para ti y tu dinámica familiar.


¿Qué opinas de la Regla de los Dos Minutos? ¡Déjame saber en los comentarios! Si esta es tu primera vez leyendo mi blog, ¡bienvenida! Si ya has estado por aquí antes, ¡gracias por volver! Si quieres que mi blog llegue directo a tu email, suscríbete a mi Website ahora para que no te pierdas ni una sola idea sobre cómo optimizar tu tiempo. También puedes seguirme en Instagram @organizing.concepts y en Facebook en PowerGroup Organizing Concepts para ser parte de esta comunidad de mujeres extraordinarias.


Esta semana haz tiempo para ser feliz porque la felicidad hay que buscarla, no siempre viene sola.


Sheila :)



23 views0 comments

Recent Posts

See All