Falta de tiempo: mito vs. realidad


“¡No me alcanza el tiempo!” “¡¿A dónde se me fue el día?!” “Estoy siempre ocupada” “¿Por qué otra gente puede hacer tanto y yo no?… ¿Te identificas? Es muy probable que sí. La falta de tiempo es una de las principales razones por las que vives estresada y de mal humor. Sentirte constantemente agobiada y extenuada ha pasado a ser parte de tu día a día, pero, ¿de verdad no tienes suficiente tiempo?

Analiza cómo inviertes tus horas y consigue el tiempo que quieres para ti.

¿Me creerías si te dijera que si registras exactamente a dónde se están yendo cada una de las horas de tu día, el tiempo te alcanzaría para todas las cosas importantes que quieres hacer? Probablemente no, pero es la verdad.


En muchos casos, la falta de tiempo es solo una percepción. La mayoría de los seres humanos tendemos a estimar mal el tiempo que nos lleva hacer cualquier actividad. Generalmente, pensamos que pasamos más horas trabajando de las que realmente son y, por el contrario, pensamos que pasamos menos tiempo en actividades que nos gustan de las que realmente son. Es por eso que te recomiendo llevar un registro de cómo inviertes tu tiempo cada día.


Si analizas en qué estás usando tu tiempo, descubrirás que tienes horas disponibles que puedes aprovechar en actividades de valor para ti y que como no sabes que las tienes estás permitiendo, sin darte cuenta, que esas horas se te escurran irremediablemente entre los dedos. Esa es la diferencia entre ser productiva y estar ocupada. No dudo que pases todo el día haciendo cosas, la pregunta es ¿cuáles son esas cosas? ¿son cosas que te aportan verdadero valor?


Si quieres descubrir cómo estás usando tu tiempo, te invito a descargar gratis mi Tabla de Uso del Tiempo para que comiences hoy mismo a descubrir tu relación con el tiempo. Hazlo por un mínimo de dos semanas y luego analiza en qué se te está yendo el tiempo. Eso sí, sé honesta contigo misma. No anotes lo que crees que deberías anotar o lo que te gustaría ver representado en la tabla y no te limites a las horas de trabajo y a las diligencias de la casa. Anota también el tiempo que pasas revisando las redes sociales, viendo TV, hablando por teléfono y hasta curioseando Websites y comprando en línea. Por supuesto, no tienes que ir al detalle, solo una indicación de en qué usaste cada bloque determinado de tiempo. ¡Te prometo que el resultado te sorprenderá!

No dejes que el tiempo se escurra entre tus dedos.

Este ejercicio es importante para que te des cuenta si en verdad el tiempo no te alcanza o si más bien no lo estás invirtiendo de la mejor forma. Es muy posible que descubras que tu falta de tiempo no es real o, más probable aun, que estás usando la falta de tiempo como una excusa para evitar hacer lo que no quieres hacer. Decir “estoy ocupada” es la forma más fácil de zafarte de invitaciones o tareas que no te interesan... el problema con eso es que de tanto repetirlo, lo terminas creyendo.


Recuerda que no manejas tu tiempo, lo que manejas son las decisiones que tomas con respecto a cómo invertir el tiempo que tienes. Así que toma esas decisiones en base a información real y tangible y no en base a lo que estimas, crees o te gustaría.


¿Te atreves a completar tu Tabla de Uso del Tiempo y revelar la realidad? Si lo haces, cuéntame lo que descubres en los comentarios o envíame un mensaje privado por Instagram @organizing.concepts. Si hoy es tu primera vez leyendo mi blog ¡bienvenida! Si ya has pasado por aquí antes ¡gracias por volver! Y si este contenido te pareció útil, compártelo con tus amigas, nunca sabes a quién estarás ayudando. ¡Feliz y productiva semana!


Sheila :)


Recent Posts

See All
  • Facebook - Grey Circle
  • Pinterest
  • Instagram

2020 Made with 💚