¡Deja de ser esclava de tu tiempo!


¿Quién dijo que tú no tienes control sobre tu tiempo? Permíteme revelarte esta verdad: nadie te va a otorgar puntos extras por ser esclava de tu tiempo. No vas a ganar puntos extras por lavar los baños todos los días, tener la cocina más impoluta de la cuadra siete días a la semana, ni por preparar cenas elaboradas todas las noches cuando llegas cansada del trabajo. Esa es la verdad.

Ser esclava de tu casa no te gana puntos extra.

Hay un punto en que las ventajas de todo ese sacrificio comienzan a disminuir. Es decir, ¿realmente hay un valor agregado a lavar el baño siete días a la semana en vez de dos? Y ¿qué tal si una deliciosa comida elaborada es un evento reservado para el fin de semana? ¿A quién va a favorecer tu sacrificio? A nadie.


Dime, ¿crees que tu familia prefiere que estés organizando los closets o que pases tiempo con ellos en el parque? Me atrevería a decir que prefieren un closet menos ordenado y más tiempo contigo. Y eso sin contar que el orden de ese closet va a durar el tiempo que tarde tu hijo en sacar su próximo cambio de ropa. Aquí te dejo otra realidad: el trabajo de la casa nunca termina. Nunca. No importa cuánto limpies, no importa cuánto cocines o cuánto organices, siempre va a haber algo más que limpiar, cocinar u organizar.


Entonces, ¿por qué no te sacrificas menos y disfrutas más con tu familia y amigos? ¿Por qué no decides dedicarte ese tiempo para ti? No estoy abogando por una casa sucia, comida rápida ni trabajo incompleto. Estoy abogando seriamente por hacer lo mínimo necesario de lo que no te gusta hacer y hacer más de lo que te hace feliz.


Abogo por dedicarle el tiempo estrictamente necesario a lo ineludible; el resto es para disfrutarlo como tú quieras. Mis clientes llegan a mi porque no tienen tiempo, porque el tiempo no les rinde y cuando analizamos cómo están invirtiendo ese tiempo, es evidente que han llegado (y pasado) el punto en que los resultados comienzan a disminuir y no se han dado cuenta. Están tan atrapadas en ese espiral de la falta de tiempo que ya ni lo ven ni lo sienten. La falta de tiempo se ha convertido en su estilo de vida, se han adaptado a él y no es hasta que se sienten exhaustas que se atreven a pedir ayuda.


Si te sientes exhausta por esa constante falta de tiempo, pide ayuda; es hora de que recuperes el tiempo que mereces para vivir una vida de calidad. Recuerda que nadie maneja el tiempo, lo que manejas son las decisiones que tomas acerca de cómo invertirlo. Y seguir siendo esclava de tu tiempo no es precisamente una decisión sabia, además de que seguir sacrificándote no te va a ganar ni un solo punto extra con nadie.


¿Qué podrías cambiar en tu rutina diaria para recuperar tiempo de calidad? ¡Cuéntame en los comentarios! Si esta es tu primera vez leyendo mi blog, ¡bienvenida! Si ya has estado por aquí antes, ¡gracias por volver! Y para que no te pierdas ni una sola idea sobre cómo optimizar tu tiempo, sígueme en Instagram @organizing.concepts y únete a mi grupo en Facebook PowerGroup Organizing Concepts para ser parte de esta comunidad de mujeres extraordinarias.


Esta semana haz tiempo para ser feliz porque la felicidad hay que buscarla, no siempre viene sola.


Sheila :)

14 views0 comments

Recent Posts

See All