Cómo calcular tu tiempo acertadamente

Updated: Aug 6

Ingvar Kamprad, fundador de IKEA, sugirió que deberíamos dividir nuestros días “en unidades de 10 minutos y sacrificar la menor cantidad posible de ellas en actividades irrelevantes”. La realidad es que malgastamos mucho de nuestro tiempo en actividades de poco valor sin siquiera darnos cuenta.

Las actividades se expanden al tiempo que tenemos para completarlas.

Cuando intentamos estimar cuánto tiempo nos tomará completar una actividad, tendemos a subestimar o sobreestimar el tiempo realmente necesario. Como resultado, terminamos ansiosos y malgastamos una cantidad sustancial de tiempo valioso.

Nuestra personalidad tiene mucha influencia en cómo utilizamos nuestro tiempo. Por un lado, hay quienes prefieren comenzar a trabajar en un proyecto inmediatamente y se planifican para terminarlo antes de la fecha de entrega previniendo contingencias. Por otro lado, están los que trabajan mejor bajo presión y procrastinan regularmente. Son los que se preguntan por qué comenzar hoy cuando puedo comenzar mañana y obtener el mismo resultado. Procrastinar de forma controlada, funciona para mucha gente y está bien; cada quién tiene su estilo personal.

Cuando hablo con mis clientes acerca de cómo planificar eficientemente sus día y semanas, me gusta comenzar explicándoles la Ley de Parkinson. La Ley de Parkinson dice que el trabajo se extiende hasta llenar el tiempo disponible para completarlo. Este pensamiento es original del escritor e historiador británico Cyril Parkinson quien lo escribió en un articulo para The Economist en 1955. Si ciertamente él se refería a las burocracias, este concepto se ha utilizado ampliamente en el campo del manejo del tiempo.

Mi objetivo aquí es mostrar cómo esta ley aplica no solo al ámbito corporativo sino también al día a día de la mayoría de mis clientes: mujeres que por razones de trabajo y de familia, tratan de balancear calendarios sumamente ajetreados.

Te doy el siguiente ejemplo de cómo esta ley aplica a nuestra vida cotidiana: si tienes dos horas en la mañana para alistarte y salir, te tomará dos horas ducharte, arreglarte el cabello, escoger tu vestuario, aplicarte el maquillaje, seleccionar tus accesorios y finalmente, salir.

Ahora bien, si tuvieras solo 30 minutos para alistarte, esa es la cantidad de tiempo que te tomaría ducharte, vestirte, arreglarte el cabello y el maquillaje y salir. Tal vez tengas que ser flexible aquí y allá, pero estarás lista en 30 minutos.

¿Cuánto tiempo ahorrarías cada día si te comprometieras a hacer tus mismas actividades de rutina en menos tiempo? Te invito a que experimentes y saques tus propias conclusiones.

Anota cuánto tiempo te toma cada actividad que realizas.

Si quieres intentarlo, comienza por mantener un registro de cómo utilizas tu tiempo a lo largo de una semana. Esto te dará una idea de cuánto tiempo te toma actualmente cada actividad. Luego, escoge dos o tres actividades que consideres que puedas completar en menos tiempo del que te toma actualmente. Por ejemplo, si ordenar tu dormitorio en la mañana te toma 15 minutos, propónte ordenarlo en 10 minutos. El secreto va a estar en tomarte este límite de tiempo en serio y no como una opción. ¡Se flexible y creativa! Sigue llevando ese registro de uso del tiempo para medir tu progreso.

Una vez que consigas completar una actividad en menos tiempo, escoge otra y mide cuánto tiempo puedes rebajarle. Si intentas este sistema en varias de tus actividades cotidianas, tu registro del tiempo te indicará cuánto tiempo adicional habrás ganado cada día para las cosas que son realmente importantes para ti.

Recuerda que más tiempo no significa mejor calidad. La Ley de Parkinson dice que entre más tiempo tenemos, más compleja hacemos la tarea que tenemos en frente. Así que enfócate en lo realmente importante y no malgastes tiempo en detalles innecesarios.

Otra consideración importante para que este experimento funcione, es poner límites de tiempo sensatos. No pretendas ordenar su dormitorio cada mañana en dos minutos o menos; eso solo te traerá frustración. ¡Se realista!

¿Sientes que terminas el día sin haber hecho todo lo que querías hacer? Comparte tu experiencia abajo, me interesa escuchar lo que tienes que decir sobre el tema de manejo del tiempo y si te gusta lo que leíste aquí, dale like, compártelo y deja tu comentario abajo. ¡Gracias por pasar por aquí y feliz semana!


Sheila :)

  • Facebook - Grey Circle
  • Pinterest
  • Instagram

2020 Made with 💚