7 pasos para ir de "hacer" a "hecho"

¿Te has levantado en la mañana con planes de hacer mil cosas y en la noche estás agotada y con la mitad de la lista sin hacer? Si te ha sucedido, no estás sola. Comenzar el día con planes muy ambiciosos te lleva a terminar el día frustrada por la falta de tiempo. Entonces la pregunta es, si en la mañana tenías las mejores de las intenciones, ¿qué te sucedió?

Evita que tus ambiciones de la mañana terminen en frustración.

Generalmente es porque no estás siendo realista al listar tus tareas. No importa cuántas cosas quieres hacer en un día, ese día sigue teniendo 24 horas. ¡Cómo quisiéramos que las horas se expandieran proporcionalmente a lo que tenemos que hacer! Pero no te desanimes, todo tiene solución. Aquí te propongo siete ideas para que termines exitosamente con todas sus tareas pendientes del día:


1. Se realista. Selecciona entre tres y cinco actividades que quieres hacer en el día y enfócate en ellas primero. Puedes ser ambiciosa y realista en tus objetivos al mismo tiempo. Analiza lo que tienes que hacer y decide si es factible terminar todo en un día.

2. Planifica desde antes. Si tienes una lista de cosas disímiles por hacer, organízalas en un orden lógico para ser eficiente y efectiva. Si organizas tus actividades pendientes según ubicación geográfica, tipo de actividad, o cualquier otro orden que te funcione, puedes hacer mucho más.

3. Depura tu lista. ¿Todo lo que aparece en tu lista amerita tu tiempo? ¿Qué puedes delegar o eliminar? Si no todo requiere de tu talento, reconsidera. Tal vez haya quien pueda hacerse cargo de algunas actividades mejor o más rápido que tu.

4. Estima el tiempo. Las tareas tienden a extenderse hasta ocupar todo el tiempo disponible para hacerlas, así que calcula con la mayor precisión posible cuánto tiempo te va a llevar cada actividad. Estimar menos tiempo te hará llegar tarde a tus citas y estimar más te hará perder tiempo valioso. No olvides reservar tiempo adicional para imprevistos.

5. Busca ayuda. Si tu situación económica lo permite, contrata a alguien que te ayude con los niños mientras tu te encargas de esas actividades que es mejor hacer sola. Contratar a alguien que te cuide a los niños por dos o tres horas puede ser la diferencia entre terminar o no todo lo que quieres hacer en un día. Si trabajas desde tu casa, una niñera que cuide de tus hijos pequeños por medio día puede darte la tranquilidad mental que necesitas para entregar un proyecto a tiempo o asegurar un nuevo cliente para tu negocio.

6. Enfócate. Después de estar muy de moda, ya está establecido que el multitasking es contraproducente y en vez de ayudarte a lograr más, hace que estés más dispersa. Escoge qué actividad quieres hacer y enfócate únicamente en ella. Una hora de trabajo enfocado te llevará mucho más lejos que todo un día de multitasking.

Un día bien planificado es un día sin estrés.

7. ¡Duerme! No es ningún secreto que una noche de descanso te ayuda a comenzar el día energizada y esa actitud tiene todo que ver con productividad. Si pasaste mala noche no te plantees objetivos retadores para el día ya que te costará mucho más esfuerzo y tiempo cumplirlos. Es preferible dilatar una actividad que hacerla mal y tener que repetirla.


Haz que tu ambición de la mañana se convierta en logros al final del día. Estos siete pasos te llevarán de una lista de tareas pendientes a una lista de tareas hechas sin volverte loca. Una vez que este proceso sea un hábito, lograrás todo lo que te propones cada mañana. Y hacer todo lo que quieres hacer hoy significa que mañana no tendrás nada acumulado y tu lista será más corta.


¿Tienes más ideas para que la ambición matutina se convierta en logros al final del día? ¡Me encantaría leerlas aquí! Si te gustó este contenido, compártelo con tus amigas para ayudarlas. Gracias por leer mi post y espero que te ayude a hacer tiempo para una vida que cuenta.

  • Facebook - Grey Circle
  • Pinterest
  • Instagram

2020 Made with 💚