3 pasos para diseñar una semana súper productiva

¿Qué considerarías una buena semana? Quienes me siguen desde hace tiempo saben que abogo por la planificación semanal en vez de la diaria. Planificar la semana permite distribuir las tareas en 168 horas en vez de 24 y permite armar y ver el rompecabezas completo de lo que tienes que hacer, así como organizar tus pendientes en prioridades realistas con día y hora de ejecución. Sin embargo, hay ciertos pasos que debes seguir para garantizar que tu semana sea productiva y poderosa.

Diseña semanas súper poderosas para máxima productividad.

Para este post, hice una breve encuesta en Instagram y constaté que planificar la semana con anticipación es una estrategia que mucha gente quisiera aplicar, pero no sabe cómo hacerlo. El sentimiento común es “si no logro planificar bien mi día, ¿cómo puedo planificar una semana entera?” Este sentimiento es perfectamente comprensible por lo que este post está dedicado a esas personas.


Para lograr semanas buenas consistentemente, sigue estos pasos:


1. Asígnale un tema a cada semana. Escoge una de las prioridades de la semana y conviértela en el punto focal de esos siete días. Planifica tus objetivos en base a ese tema y si te consigues con tiempo libre inesperado, sabrás en qué invertirlo. Otra ventaja es que al final de la semana te será más fácil medir tu progreso.


2. Lista todo lo que tienes que hacer. Enumera tus objetivos en tus tres categorías esenciales: personal, familia/amigos y trabajo (no dejes ninguna categoría en blanco). Depura tu lista y elimina lo que puedes delegar. No olvides incluir actividades que te hagan súper feliz porque ¿quién dijo que tus pendientes deben ser todos aburridos?


3. Utiliza tu calendario. Bloquea primero tiempo para los no-negociables como dormir, comer y ejercitarte. Luego, bloquea tiempo para todo lo que tiene fecha y hora determinada como citas y reuniones ineludibles y, por último, bloquea el tiempo para tus otros pendientes sin dejar por fuera tiempo de calidad para ti y tus relaciones personales. Distribuye estas actividades a lo largo de los siete días de la semana.


Aparte de esos tres pasos elementales, a continuación, te dejo otras ideas que te ayudarán a diseñar semanas aun más poderosas:


  • Cuando tienes tareas recurrentes como pagar facturas, archivar documentos, lavar ropa, escribir, actualizar archivos, crear contenido para las redes sociales, etc. asígnale un día de la semana a cada una de esas tareas, agrupa las similares y hazlas siempre el día que le asignaste. Por ejemplo:

o Lunes: trabajo administrativo

o Martes: escribir artículos y blogs

o Miércoles: generar contenido para las redes sociales

o Jueves: tareas de la casa (que no puedes delegar)

o Viernes: estrategia y planificación

o Sábados: familia y amigos

o Domingo: tiempo para ti, familia y/o amigos


  • En la medida de lo posible, evita programar siempre las actividades más complejas y tediosas los lunes para evitar comenzar la semana desmotivada y ansiosa (¡por eso los lunes tienen tan mala fama!). Por el contrario, planifica algo que te guste para ese día, por ejemplo, un almuerzo con una amiga.

  • Normalmente, los viernes se sienten como el principio del fin de semana y si a eso le sumas el cansancio de la semana, tienden a ser días pocos productivos. Reserva los viernes para actividades automatizadas que requieran menos enfoque y concentración.

Es normal que cada día de la semana tenga una inclinación hacia alguna de las categorías esenciales: de lunes a viernes le dedicarás más tiempo a tu trabajo que a las otras dos categorías y los fines de semana será lo contrario, pero lo importante es que al final de la semana sientas que has sido productiva en todos los aspectos de tu vida, no solo en el trabajo. La productividad no se trata de exprimir tu tiempo al máximo, se trata de invertir tu tiempo haciendo más de lo que te llena más.

Asigna tiempo para lo que cuenta.

Decide hoy que esta será una buena semana y planifícate para que suceda. Con los tres pasos que te doy aquí, estarás equipada para diseñar semanas exitosas consistentemente y si la primera no resultó como esperabas, la próxima resultará mejor.


¿Diseñas tus semanas con el propósito de que sean semanas poderosas? Déjame un comentario abajo. ¡Gracias por leerme! Si eres nueva en esta comunidad de mujeres proactivas ¡bienvenida! Si ya has estado antes por aquí, ya sabes, si lo que leíste te pareció útil, comenta y compártelo para que les llegue a más mujeres. ¡Feliz y productiva semana!

18 views
  • Facebook - Grey Circle
  • Pinterest
  • Instagram

2020 Made with 💚